Incremente el valor nutricional del alimento con nuestra innovadora solución de molienda selectiva

La molienda selectiva es una solución recientemente desarrollada por Van Aarsen para ayudar a optimizar el valor nutricional de los alimentos: se trata de separar un lote de materias primas en dos sublotes, los cuales se dosifican y muelen por separado. Posteriormente, estos sublotes se recolectan y mezclan para ser procesados como un solo lote. La molienda selectiva es una alternativa al premolido o el postmolido.

Reinventando el proceso de molido

Los nutrientes se muelen al tamaño que necesitan sus animales, no a un solo tamaño, como es frecuente en los procesos de postmolido. En general, las materias primas ricas en proteínas requieren un molido más fino que las materias primas ricas en carbohidratos En un proceso de postmolido de lotes, ambos tipos de material se muelen al mismo tamaño de partícula, por ejemplo, para una criba de 3 mm. En un proceso de molienda selectiva, las materias primas se agrupan en dos sublotes de acuerdo a su función nutricional y se muelen al tamaño de partícula óptimo de cada material, por ejemplo, para cribas de 2.5 y 4.5 mm, respectivamente.

Mínima inversión. Máximos resultados.

El dividir las materias primas en dos sublotes de acuerdo con su función nutricional y molerlas por separado a un tamaño de partícula óptimo (por ejemplo, utilizando cribas de 2.5 y 4.5 mm) tiene múltiples beneficios.

En comparación con un proceso de postmolido, la molienda selectiva hace posible:

  • Optimizar los valores nutricionales del alimento
  • Menor consumo de energía durante el proceso de molido
  • Mayor capacidad de la línea en términos de lotes por hora

A diferencia de una instalación de premolido, esta solución requiere

  • Una menor inversión, ya que no se necesitan contenedores de almacenamiento para materias primas sin moler

La molienda, un paso clave del proceso

La molienda selectiva es una nueva manera de configurar el proceso de molido en una planta de alimentos. El molido de materia prima para obtener la estructura deseada es un paso esencial que afecta tanto a la calidad del pellet como a la capacidad de digestión de los animales. Además, el molido fino tiene un efecto positivo en la gelatinización del almidón.